EL Pueblo Legislador defiende la Ley de Arrendamiento de Vivienda, la derecha apátrida (MUD) no podrá cambiarla. - RED METROPOLITANA DE INQUILINOS - EL Pueblo Legislador defiende la Ley de Arrendamiento de Vivienda, la derecha apátrida (MUD) no podrá cambiarla.

martes, 28 de agosto de 2007

Especulación Inmobiliaria y Déficit Habitacional

La especulación inmobiliaria se ha incrementado estos últimos años debido a diversos factores, tanto políticos como económicos. Políticos dado las desacertadas prácticas con respecto a la vivienda y el hábitat, y económicos por una burguesía parasitaria que cada día afila sus garras para seguir reproduciendo un sistema económico que solo beneficia a una minoría.
Debemos partir que el problema de la especulación inmobiliaria y el déficit habitacional asienta sus bases en el desarrollo del capitalismo con la revolución industrial cuando se producen los procesos migratorios que obligaron a la población a movilizarse del campo a la ciudad, forzados por la dinámica económica, provocando así grandes concentraciones urbanas en la ciudad a nivel mundial, agudizando los problemas sociales.

Durante los años 50 del siglo pasado, con el ingreso de la renta petrolera en Venezuela, se inicia un proceso acelerado de “urbanización y modernización del país”, llegando a alcanzar para el año 2001 que un 87% de la población viva en la ciudad, produciendo así una sobrepoblación, en donde la especulación inmobiliaria entra a jugar un papel relevante ya que es un factor decisivo en la segregación de los sectores populares, incitando a que la población se vea forzada a la ocupación compulsiva de los espacios residuales en donde las condiciones de vida son más precarias (quebradas, altas pendientes, periferias sin servicios), acentuando de esta forma la pobreza en la ciudad.

Es por esta razón que “los latifundistas del concreto” en estos últimos años han demostrado su cara y papel dentro de la sociedad, respondiendo su dinámica económica que cada día agudiza sus contradicciones y a su clase social burguesía, y han comenzado a realizar la venta de inmuebles construidos hace 20, 30 ,40 y hasta 50 años que durante todo este tiempo fueron usados para el arrendamiento o alquiler, ventas que son prácticamente imposibles de cumplir , pues aparte de los costos muy elevados y especulativos, en donde la mayoría de los inquilinos son personas trabajadoras-asalariadas que no poseen un alto poder adquisitivo e incluso, en muchos de los casos, estamos hablando de personas de la tercera edad y desempleadas, que no tienen ingresos económicos regulares y suficientes para poder adquirir dichas viviendas a precios que se rigen por la mano invisible del mercado de la oferta y la demanda, produciendo de esta manera la segregación de la población de la ciudad a las periferias.

Por tal motivo es de vital importancia la organización de los inquilinos, que garantice una política propia y revolucionaria que ataque la especulación y el déficit habitacional, pues a pesar de estar dentro de las estadísticas del déficit habitacional (dos millones de viviendas aproximadamente), los inquilinos no necesitan la construcción de nuevas viviendas, no se necesita en el 90% de los casos pegar ni un solo bloque, contribuyendo de esta forma a una política de vivienda distinta y revolucionaria, en donde la ciudad socialista no sea solo construir nuevas ciudades, sino también la destrucción de la ciudad capitalista para construir sobre ella la socialista.
Por: Lilly Fajardo

No hay comentarios.:

Búsqueda dentro de esta página:

Google
RMI